jueves, 24 de febrero de 2011

ACRÓSTICO A LA INDEPENDENCIA NACIONAL DOMINICANA

Por: Sixto Bussi

Inmaculado, fue el pensamiento de nuestros fundadores para declararnos como

Nación libre e independiente de toda potencia extranjera, como expresara el ilustre Juan Pablo

Duarte, quien junto a Matías Ramón Mella, Francisco del Rosario Sánchez y otros patriotas, lograron que

El 27 de febrero del año 1844, se pronunciaran las gloriosas palabras Dios

Patria y Libertad, demostrando su inequívoca fe cristiana, su amor por la patria y anhelos libertarios fundamentados

En principios democráticos, justicia social y equidad, donde la

Nacionalidad dominicana debía estar por encima de todo y de todos, pues la defensa de la

Dominicanidad, desde la concepción de los padres de la patria, no tenía invasores favoritos, ya que ellos nunca transigieron cuando algunos intrusos pretendieron

Enajenar la soberanía nacional, y en este sentido, Juan Pablo Duarte dijo:

Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón, conspiran


Contra la salud de la Patria, porque "Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctimas de sus maquinaciones"; es que "Hay palabras que por las

Ideas que revelan llaman nuestra atención y atraen nuestras simpatías hacia los seres que las pronuncian", como son los creadores de la nacionalidad dominicana, a quienes siempre debemos

Amar y emular en sus ideales, exaltando y defendiendo el legado que nos dejaron.


Nuestra  Nación está obligada a conservar y proteger por medio de leyes sabias y justas la libertad personal, civil e individual; así como la propiedad y demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen”;  igualmente, a cantar con orgullo y
Amor, nuestro himno glorioso y triunfal, recordando a Prud’ Homme cuando dice: Ningún pueblo ser libre merece, si es esclavo, indolente y servil; si en su pecho la llama no crece,
que templó el heroísmo viril”,
y qué hermoso es también

Cuando expresa: Quisqueyanos valientes alcemos, nuestro canto con viva emoción, y del mundo a la faz ostentemos, nuestro invicto  glorioso pendón”, refiriéndose sin duda alguna, a la

Insignia tricolor, que el poeta Ramón Emilio Jiménez, sobre ella inspiró y escribió: “¡Dios! Parece decir, ¡Oh Bandera!, la sublime expresión de tu azul;  ¡Patria!, el rayo de vívida llama;
¡Libertad! Dice el blanco en la cruz”;
es por esto y por otras razones, que

Orgullosos debemos sentirnos, de contar con un nombre, territorio, bandera, himno, escudo y
          
Nacionalidad, y como acto de respeto y amor, al mirarla hacia el cielo ondear, a nuestra enseña debemos cantar: “Qué linda en el tope estás/ Dominicana bandera/ Quien te viera quien te viera/ Más arriba mucho más”; canto hermoso que nos llama,
A la Patria venerar, y a impedir que nunca más, se le pueda mancillar, y a repetir con firmeza, heroísta y lealtad:  
Libertad, que los ecos se agiten; mientras llenos de noble ansiedad, nuestros campos de gloria repiten 
¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!               
Elaborado en base a ideas propias, estrofas del Himno Nacional Dominicano, fragmentos del pensamiento de Juan Pablo Duarte y Díez; así como algunos versos del Himno a la Bandera Nacion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada